Únete a nuestro equipo
CNAC

El Circuito Cerrado mejora la seguridad en una tienda de Bebés y el Servicio a Clientes

Escrita el:06-Mar-2015


Seguridad en tienda de bebesUna tienda de artículos para Bebé, situada en Yorkshire Inglaterra, ha protegido su negocio y mejorado el servicio a clientes, usando un nuevo sistema de vigilancia. Después de un par de incidentes, la tienda “Swincar” instaló, en 2011, un sistema de vigilancia que consiste en once cámaras y una grabadora de Video Digital.

En el Otoño del 2014 se actualizó el sistema con el último software disponible, lo que mejoró el desempeño de las cámaras originales del sistema. Además se adicionaron dos cámaras de última generación.

En días pasados, se logró el exitoso arresto, de un hombre  que intentaba robar de la tienda, gracias a la evidencia que se obtuvo del sistema recientemente mejorado.

”Un cliente nos dijo que había visto a un hombre actuando extrañamente”. El salió de la tienda caminando con un carro de bebé con varias cosas adentro y desapareció. Con el sistema de vigilancia vimos que se había estacionado a un lado de la tienda donde no era posible verlo desde casi ningún ángulo. Pero, justo debajo de una cámara. La policía dijo que pudieron hacer ese arresto fácilmente, basándose en la evidencia captada por el sistema de vigilancia. Es tal la calidad de imagen, que puedes ver fácilmente que está pasando. La policía dijo que era, por mucho, la mejor calidad de imagen que habían visto jamás.

Aparte de los arrestos, La gerencia ha podido ayudar a sus clientes con la ayuda del sistema de vigilancia. Desde tarjetas dejadas en los cajeros automáticos, hasta las herramientas que dejó el electricista en el lugar cuando fue a hacer un trabajo.

En una ocasión, pudieron ayudar a un anciano a encontrar su bastón. Este caballero, llegó a la tienda muy orgulloso de su bastón. Esa misma tarde regresó y nos dijo que había dejado su bastón en la  tienda. Revisamos las grabaciones del sistema de vigilancia y nos dimos cuenta que había salido con su bastón. “Lo seguimos” y vimos que lo había puesto en la cajuela. Cuando le dijimos, revisó y no lo podía creer.

 

Fuente: www.psimagazine.co.uk

« Regresar

+ NOTICIAS